El aceite de coco, Realidad Vs Mito

El aceite de coco, Realidad Vs Mito

¿El aceite de coco es saludable?

 

En 2017 la Asociación Americana del Corazón (AHA) lanzó un informe sobre que las grasas saturadas están relacionadas con las enfermedades vasculares. Este informe le puede confundir porque en este informe no se han tenido en cuentas datos importantes que determinan justo lo contrario de su recomendación.

El informe consultivo fue un shock para el público. Realmente no es tan simple, y voy a entrar en detalles en este artículo para resaltar donde la AHA se equivocó y cómo la eliminación de aceite de coco podría ser un grave error que incida directamente en la salud para algunos.

He estado promocionando los beneficios del aceite de coco durante años, particularmente cuando se trata de mejorar la salud del cerebro. Y aunque el informe dice una verdad parcial, el mayor problema es este: Los autores de la AHA están simplificando excesivamente la situación. Además, están diciendo de reemplazar el aceite de coco lo que en base a lo que ya sabemos de muchas investigaciones está totalmente equivocado. Hagamos una revisión más profunda …

¿El aceite de coco es saludable?

 

Esto es lo que usted necesita saber

Muchas personas se alarmarán por esta noticia sobre el aceite de coco, pero es importante recordar que sus directrices no están diciendo a la gente sobre consumir cero grasas saturada para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. AHA está recomendando que las personas limiten la ingesta diaria de grasas saturadas: en los hombres a 30 gramos ; en las mujeres 20 gramos. Eso es aproximadamente el equivalente a 2 cucharadas de aceite de coco para los hombres y 1,33 cucharadas para las mujeres. La mayoría de gente no superará esta cantidad en su dieta diaria a menos que estén en una dieta Paleo o una dieta cetogénica, (y algunas personas lo hacen muy bien en las dietas altas en grasas, dado que están consumiendo grasas saludables.)

La parte positiva del informe fue la recomendación de la organización de consumir una dieta mediterránea con alimentos ricos en ácidos grasos saludables, como pescado salvaje, aceitunas, aguacate, nueces y semillas. Pero volvamos al aceite de coco …

El problema del colesterol

 

La AHA advierte contra el uso de aceite de coco, ya que aumenta el colesterol LDL, o “malo”, y no se puede objetar pero se ha de tener en cuenta algo muy importante que el informe no menciona, y es que el aceite de coco también eleva el HDL, o colesterol “bueno”.

 

De hecho, los investigadores brasileños encontraron que la incorporación de aceite de coco extra virgen en la dieta proporciona un máximo de colesterol HDL saludable. Incluso ayuda a los pacientes con enfermedades del corazón a perder el exceso de masa corporal y reducir la cintura, dos factores que pueden proteger su corazón.

Además del hecho de hacer una advertencia sobre el aceite de coco solo teniendo en cuenta una parte (a cantidad de colesterol) y obviando la más importante, no puede ser la mejor manera de indicar que esto puede derivar en una enfermedad cardíaca, hay otro aporte de información súper importante que quiero que usted entienda. La razón por la que la Asociación Americana del Corazón es asesorar contra el aceite de coco es porque la organización dice que el colesterol LDL aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. Pero un estudio de más de 12.000 personas encontró que tener el colesterol bajo – no alto – en realidad aumentó el riesgo de una persona de morir antes por enfermedades inflamatorias.

¿Podría ser que estamos demasiado hiper enfocados en el colesterol, cuando realmente debería centrarse en la reducción de la inflamación, que es la causa principal de las enfermedades cardíacas?

Con el fin de mejorar la salud del corazón, el enfoque debe pasar de colesterol alto como el mayor factor de riesgo de enfermedades del corazón y en su lugar se centrarse en la reducción de la inflamación y la oxidación a través de la dieta. Se trata de llegar a la causa raíz de la enfermedad. Su hígado comienza a producir colesterol como sustancia de reparación de su cuerpo. Esto sucede porque la inflamación y la oxidación está ocurriendo en sus arterias. Imagine sus arterias como las cañerías en su hogar. Si su tubería está dañada y aparece una fuga, usted necesita ir y remendar y reparar el área. El problema no es el colesterol alto. Eso es sólo la causa de un estilo de vida inflamatorio.

 

Y, si realmente desea saber cuáles son sus números de colesterol debe ser en relación con el riesgo de enfermedad cardíaca, es necesario evaluar sus proporciones de colesterol, no el número total. Lo que era evidente a medida que leía el análisis de la AHA es que muchos de los estudios que realizaron no tomaron en consideración los niveles de colesterol HDL ni las proporciones.

Está es una explicación fácil de Harvard Medical: “La proporción de colesterol total respecto al HDL es importante; Cuanto menor sea el número, mejor. Por ejemplo, alguien con un colesterol total de 200 y un HDL de 60 tendría una proporción de 3,3 (200 ÷ 60 = 3,3). Si el HDL de esa persona fuera bajo, digamos 35, la proporción de colesterol total a HDL sería más alta: 5.7. ”

 

La cuestión de reemplazar el aceite de coco por aceites

 

Tal vez la parte más sorprendente del informe son las recomendaciones de la AHA es que los expertos recomiendan comer más derivados de maíz y de soja, productos que son GMO. Más del 90 por ciento de estos cultivos están genéticamente modificados. Y los investigadores noruegos incluso encontraron que la soja estadounidense contiene niveles “extremos” de glifosato, el ingrediente principal en el herbicida Roundup. (Sí, en realidad está dentro de la comida, no puedes lavarla.)

Aquí está la alarma más importante respecta a esta recomendación: Un estudio de revisión 2016 publicado en el British Medical Journal estudió lo que sucede cuando las personas toman grasas saturadas de la dieta y  las reemplazan por grasas de aceite vegetal ricas en ácido linoleico. En lugar de consumir grasas saturadas, la gente comía más aceite de maíz y margarina rica en grasas poliinsaturadas. Resulta que la sustitución de grasas saturadas por aceite de maíz y aceites similares aumentó el riesgo de una persona de sufrir una enfermedad coronaria y la muerte por todas las causas. ¿Entonces, qué consejo se está dando ahora?

 

El maíz, la soja y otros aceites vegetales son ricos en ácidos grasos omega 6. Y mientras que necesitamos algunas grasas omega 6, la dieta americana estándar es demasiado alta en grasas omega 6 y demasiado baja en omega 3s. La proporción de omega 6-a-omega-3 del aceite de maíz es de 49: 1. También hay evidencia de que una dieta rica en omega 6 puede aumentar el riesgo de cáncer de mama en las mujeres postmenopáusicas y el cáncer de próstata en los hombres.

 

Aquí están otros puntos clave para reflexionar cuando usted está tratando de decidir sobre si ” El aceite de coco es saludable”:

 

  • La Asociación Americana del Corazón en el pasado también ha emitido directrices dietéticas cuestionables. Estos incluyen comer alimentos procesados que son bajos en grasa pero a menudo son altos en azúcar y optar por la margarina en lugar de mantequilla. (Desde entonces que la AHA no desaconseja el azúcar.)
  • Hemos visto ejemplos de declaraciones de base dietética en el pasado, a menudo con efectos desastrosos. ¿Recuerdan cuando los investigadores dijeron que toda la carne roja era mala, fallando en diferenciar entre la carne cultivada en fábrica y alimentada con pasto? En los años 80, toda la grasa fue etiquetada como mala. Que se transforma en toda la grasa es malo excepto grasas omega-3. Ahora, estamos escuchando que sólo necesitamos tener cuidado con la grasa saturada. ¿Qué va a ser la próxima semana?
  • ¿Necesitamos sabes la verdad sobre la grasa saturada? Si, lo necesitamos. Al menos el 50 por ciento de nuestras membranas celulares están hechas de ácidos grasos saturados. Esto es muy importante, desde mejorar el sistema inmunológico hasta proteger el hígado de las toxinas.
  • El papel del colesterol en la salud humana es complicado. Lo necesita realmente para una salud cerebral óptima. Y más y más ciencia está desmitificando la idea de que ciertos alimentos altos en colesterol son malos para nosotros. Por ejemplo, un estudio de 2017 en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que los huevos relacionados con el colesterol, realmente no causan demencia.
  • Algunas personas creen que el informe del 2017 de la AHA es en realidad un paso adelante. Aquí, aunque los investigadores no recomiendan el aceite de coco, tampoco dicen que lo eviten completamente.
  • Una manera poderosa de reducir su riesgo de enfermedades del corazón incluye limitar sus carbohidratos refinados y azúcar. Estos carbohidratos insalubres promueven bajos niveles de colesterol HDL, resistencia a la insulina, pequeñas partículas de LDL y triglicéridos altos.
  • Y para ser claro, la forma en que leo el estudio, la AHA puede estar experimentando un pequeño cambio. Siguen diciendo que 2 cucharadas de aceite de coco o grasa saturada o menos no es necesariamente terrible para algunas personas.

 

Salud Neurológica

 

Hay pruebas de que el aumento de la ingesta de los tipos adecuados de grasas saturadas (aceite de coco, cacao, carne alimentada con hierba, mantequilla ghee) puede aumentar la producción de colesterol HDL de su cuerpo. Su cerebro, la médula espinal y los nervios están formados por un 25 por ciento de colesterol, que es, al menos en parte, por qué consumir más puede ayudar a mejorar la salud neurológica. Para aquellos que necesitan apoyo neurológico, aceite de coco podría ser justo lo que el médico ordenó. De hecho, la grasa saturada puede ayudar a aquellos con enfermedades como Alzheimer, convulsiones y depresión.

 

 

Pérdida de peso mediante dieta cetogénica

 

Cada vez más estudios sugieren beneficios de una dieta cetogénica, alta en grasas y baja en carbohidratos. Esto es cierto especialmente cuando se trata de pérdida de peso, diabetes tipo 2 y la memoria. No recomiendo que las personas permanezcan en un estado de cetosis a largo plazo, pero haciendo un período de 30 a 90 días de dieta cetogénica (y luego alternándola) puede proporcionar mejoras en el peso, síndrome de ovario poliquístico, Diabetes tipo 2, memoria y más.
Mejores maneras de reducir el riesgo de enfermedades cardíacas con el uso de alimentos

Diferentes personas responden de manera diferente a los alimentos. Por eso es muy difícil hacer recomendaciones nutricionales generales. Algunas personas toleran bien el aceite de coco y ven grandes mejoras en los perfiles hormonales, el estado de ánimo, la memoria y el peso. Para otros, el aceite de coco puede no ser la respuesta. Este informe de la AHA es otro recordatorio de que necesitamos impulsar la nutrición y la medicina personalizada. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.

 

En general, sin embargo, aquí hay más alimentos para trabajar en su dieta para una mejor salud del corazón:

Hierbas

Cúrcuma, ajo, romero, cayena y canela han demostrado reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Verduras amargas

Está bien establecido en la medicina tradicional china y la medicina ayurvédica que las verduras amargas promueven la salud del corazón. Estos incluyen rúcola, brócoli, diente de león fresco, eneldo y berros.

Alimentos ricos en Omega-3

El pescado salvaje con alto contenido de EPA y DHA, como la caballa, el salmón, las sardinas y el atún, tienen enormes beneficios anti-inflamatorios, al igual que los frutos secos. Las semillas de chía ricas en ALA, las semillas de lino y las nueces también son ricas en omega-3.

 

Conclusiones:

 

  • En general, las recomendaciones del informe de la Asociación Americana del Corazón, sobre las Grasas Dietéticas y Enfermedades Cardiovasculares, es parcial y sesgada
  • La AHA sólo se ha basado en la cifra estandar total del colesterol respecto a a la salud del corazón. Esta no es necesariamente la forma más precisa de determinar la salud del corazón.
  • La gente puede hacer buen uso de la recomendación de la AHA si en su dieta substituyen realmente la grasa saturada por el pescado salvaje, las aceitunas, el aguacate, las semillas y los cereales sin modificar germinados.
  • Desafortunadamente, muchas personas pueden sustituir las grasas y recurrir a cereales como el pan de trigo y los aceites vegetales provenientes del maíz y la colza, son GMO.
  • Es importante recordar que todo el mundo es diferente. Esta es la razón por la cual veremos más pruebas de la importancia de la medicina personalizada en el futuro.
  • Para proteger su corazón hoy, use más hierbas en su cocina, coma más verdes amargas y asegúrese de obtener ácidos grasos omega-3 saludables de las carnes alimentadas con pasto y pescados salvaje
  • La verdad es que las grasas saturadas de aceite de coco, cacao, mantequilla ghee y carnes alimentadas con pasto no son probablemente los culpables cuando se trata de enfermedades del corazón. El aceite hidrogenado, los cereales refinados, el azúcar y los alimentos procesados ​​son los mayores culpables.

www.quiropractica1.com

Una respuesta

  1. :)

    Muy motivante tu artículo y hay demasiadas información que no conocía
    que me has aclarado, esta maravilloso.. te quería agradecer
    el tiempo que dedicaste, con unas infinitas gracias, por instruir a personas como yo
    jijiji.

    Adios

Dejar una opinión