Síndrome de Tourette, solución Quiropráctica

Síndrome de Tourette, solución Quiropráctica

 

El síndrome de Tourette a menudo es mal entendido y tergiversado porque  no es un trastorno del comportamiento que hace que los enfermos  hagan sonidos y movimientos (que no pueden controlar) sino que es un trastorno neurológico. Estos trastornos se llaman tics y hay dos tipos: motrices y vocales. Algunos tics motores comunes incluyen parpadeo, muecas faciales, movimientos de la mandíbula, cabeza y el brazo sacudidas y encogimiento de hombros. Algunos de estos tics motores pueden ser más complicados y combinados. Los Tics vocales más comunes son la inhalación, aclarar la garganta, gruñir y gritar. Más complicados tics vocales pueden incluir palabras o frases que no suenan como deberían ser parte de una frase normal.

Por lo general comienza antes de la edad de 18 años, y empeora cuando el niño está excitado o agitado, algunos niños pueden controlar los tics durante un período de tiempo, pero no pueden detenerlos por completo. Otros problemas pueden estar asociados con el síndrome de Tourette incluyendo hiperactividad, dificultad para concentrarse en dificultades en la escuela, de ansiedad y de aprendizaje. Sin embargo, es importante entender que los niños y los adultos que viven con el síndrome de Tourette son tan inteligentes y viven como cualquier otra persona.

Hasta la década de 1970, se pensaba que el síndrome de Tourette era muy raro, sin embargo hoy en día cada vez más pacientes que experimentan síntomas más leves están siendo diagnosticados; la estimación actual es de 3-6 niños de cada 1000 son propensos de ser afectados. El tratamiento para el síndrome de Tourette suele incluir la farmacología y terapias de fármacos combinados, así como la intervención conductual y la estimulación cerebral profunda, incluso en los pacientes que no han respondido a otros tratamientos.

La ciencia convencional  has  obtenido resultados subjetivos en sus investigaciones creyendo que es complicado determinar su origen y en principio relacionando la causada con problemas en una o más partes del cerebro, cosa que se creía ser hereditario, sino también posiblemente vinculados a otros factores desencadenantes como infecciones por estreptococos.

Sin embargo hay nuevos estudios que muestran esperanza en el tratamiento de Tourette a través de métodos no invasivos y libres de drogas como la medicina Quiropráctica. En un estudio publicado por la revista Journal of Pediatric, maternal y de salud de la familia, las investigaciones demostraron resultados positivos con el cuidado de la quiropráctica en el caso del síndrome de Tourette y otros trastornos que también comparten su origen con el síndrome de Tourette. Esta investigación muestra que a medida que se desarrolla el cerebro, que se basa en el movimiento normal estructural y movimiento de las articulaciones, y también que la comunicación compleja y vías en el cerebro están vinculados a la biomecánica espinal y sus vías neurológicas.

 

 

El Dr. Kim Muhlenkamp, ​​uno de los co-autores del estudio, explica, “Tiene totalmente sentido cuando se piensa en ello. Los trastornos neurológicos pueden estar relacionados con la forma en que todo el cuerpo se comunica con el cerebro y las áreas más críticas en esto  es la columna vertebral “.

 

Nuestro sistema nervioso necesita de estimulación constante para desarrollarse adecuadamente. Un posicionamiento anormal de las vértebras puede conducir a la interferencia del nervio, o subluxaciones vertebrales, las cuales sólo un doctor en  quiropráctica puede corregir.

Los beneficios adicionales de un plan de atención desarrollado con un doctor en  quiropráctica relacionado con enfermedades de tipo neurológicas como el síndrome de Tourette  hace del ajuste específico quiropráctico un método perfecto ya que esta área tratamiento quiropráctico se especializa y centra en la conexión del cerebro y la columna vertebral a todo el cuerpo. Como las investigaciones continúan, y cada vez hay más información y  se disponen de más estudios en el mundo real y no en tubos de ensayo, los resultados siguen siendo prometedores.

 

¡Si conoces a alguien que padezca de un síndrome neuronal, contacta con un doctor en quiropráctica titulado!

Estudio: http://www.chiropracticpediatricresearch.net/

Otros estudios:

https://scholar.google.es/scholar?q=chiropractic+tourette+syndrome&hl=es&as_sdt=0&as_vis=1&oi=scholart&sa=X&ved=0ahUKEwi61KC00PvTAhVG0hoKHaHtDb0QgQMIJTAA

www.quiropractica1.com

Dejar una opinión